BLUEMOON

Sábado 24 Septiembre 2022
18:30h (puertas) / 19:00h (concierto) 
Entrada anticipada 10€ (+gg)  (www.movingtickets.com) (venta en taquilla sujeta a disponibilidad)

whatsapp-image-2022-07-12-at-11-56-42-am

 

Fueron la primera banda del movimiento rockabilly de la ciudad de Valencia en grabar y sacar un disco al mercado. Lo cierto es que, además de ser los primeros en editar, también fueron los primeros en formarse ya que, aunque no grabaron disco alguno hasta la segunda mitad de los 80, Blue Moon ya existían como banda desde 1979, momento en el que cinco amigos del barrio de La Olivereta, Suco, Eduardo, Pepito, Juanmi y Juano, deciden montar un grupo.

Comienzan haciendo versiones de Elvis y de grupos como los Beatles o los Rolling Stones hasta que descubren que las canciones escogidas de estos grupos británicos son en realidad originales de Carl Perkins, Chuck Berry, Buddy Holly o Gene Vincent, escuchan a estos músicos y, definitivamente, quedan convencidos. Asumen el sonido y la estética rockabilly en un momento en que las ciudades eran un hervidero de tribus urbanas, por todas partes se podía ver bandas de heavies, punkies, mods y, claro está, rockabillys. Poco a poco, también van descubriendo a las bandas del revival rockabilly británico (Matchbox, Crazy Cavan, Restless, The Shakin Pyramids y compañía), reconociendo la influencia también de músicos más renovadores como los Stray Cats.

Tras una primera maqueta, el grupo sufre el clásico parón debido a los diferentes compromisos de sus miembros con el Servicio Militar Obligatorio, aunque poco a poco van volviendo y van retomando su actividad, aunque con algunos cambios: el pianista, Juano, abandona el grupo, Andrés Sánchez (alias Suco) deja el bajo eléctrico y pasa a ser exclusivamente el cantante principal, y entra un contrabajista, José Rosario, más conocido como Parri, procedente de un grupo que se llamaba Los Incorregibles, y que completa la formación definitiva del grupo. Con esta formación, graban una maqueta casera con la intención de buscar conciertos, que les van saliendo tanto en Valencia como fuera, convocando a un público fiel, que les sigue a todas partes, y practicando un rockabilly bastante personal, muy acústico y con un toque sureño country, caracterizado por una buena voz y una sensacional guitarra solista.

Sin embargo, pasarían bastantes años hasta que, ya casi en plena explosión de la Ruta del Bakalao, en una fiesta “años 50” en la Discoteca Barraca, realizan una actuación muy celebrada, que llama la atención de la crítica y, lo que es más importante, de los responsables de la discográfica Intermitente Records, que les propone grabar, por fin, el disco de debut.

Dicho disco se graba con muy pocos medios, en dos días, y se trata de un mini-Lp de seis canciones: cinco composiciones del grupo y una adaptación al castellano del “Big Boss Man” de Jimmy Reed, en versión de Elvis Presley. El disco se bautiza como el grupo: “Blue Moon” (Intermitente, 1987), y funciona razonablemente bien entre el público, lo que les sirve para, al año siguiente, contar ya con la posibilidad de grabar todo un larga duración, “El Último Tren” (Intermitente, 1988), con más medios y producido por Carlos Goñi (por entonces ya dando los últimos pasos de Comité Cisne), quien no parecía la persona más indicada y, sin embargo, realiza un trabajo bastante bueno en la producción y contribuyendo con el banjo y algunas guitarras.

La producción dota a Blue Moon de un sonido mucho más limpio y comercial, aunque los medios de la discográfica terminaban aquí, y no se extendieron demasiado a la promoción, por lo que el disco no llega demasiado lejos, lo que empieza a provocar el desánimo de algunos de los componentes. Así, Eduardo Mafé, el guitarrista, abandona el grupo, siendo sustituido para los conciertos por el propio Carlos Goñi, recién separado Comité Cisne, y se dedican a preparar y ensayar nuevas canciones pero, desgraciadamente, no encuentran discográfica para publicarlos y se desaniman de forma definitiva, desapareciendo poco después.

ver +PROGRAMACIÓN